Arroz con leche y Android KitKat 4.4.4

No, el título no es para llamar la atención. Es el fin de una historia de política, amor y traición, pero ya vamos a eso. Con calma.

El día viernes 5 de septiembre llovía sobre Santiago. Escandalosamente, estrepitosamente. Por Tutatis, el cielo caía sobre nuestras cabezas y no había mucho que pudiéramos hacer al respecto.

Idefix

Además del caos ocasionado por la lluvia, se inauguraba en Parque Bustamante la Tercera Feria de la Mujer Indígena (unas cuantas fotos, por acá), ceremonia que estaría LLENA DE AUTORIDADES, por lo que saldríamos en mil medios. Créanme, no exagero con las mayúsculas. Tuvimos enlaces en directo los tres días de feria -el primero a las 7:00 am, corriendo alocadamente para salvarlo todo y con Iván Torres llamando a la calma, que todo pasaría a eso de las 14:00 horas- y estuvieron presentes: Presidenta de la República, Ministra SERNAM, Director CONADI, subsecretarios, diputados y la alcaldesa de Providencia. Los Edecanes de La Moneda, el GOPE (debo agregar que los perros antibombas, Matías y Thiago, son lo máximo cuando descansan y pueden jugar) y cuanto estamento de seguridad nacional existe estaba bajo nuestra carpa, molestando por que si, por que no y por si acaso.

afiche sernam final

Ese día con mi madre (productora general del evento) partimos temprano. A las 4:00 am ya nos habíamos levantado y un poco antes de las 6:00 am ya estábamos en terreno haciendo un análisis de los daños: la carpa, gracias al gran servicio de Rápido&Fácil, aguantó perfecto. Llegamos, me bajé del auto, inspeccioné el espacio, analicé la situación, abandoné mi mochila y corrí. No sé si se han fijado, pero no es algo que se note mucho a simple vista: Parque Bustamante presenta una inclinación de terreno hacia el sur, lo que hace que toda el agua circule hacia el sector del escenario. Mal augurio, la ceremonia de inauguración y las rogativas (mapuche, aymara y rapa-nui) se desarrollarían ahí.

Nuestra bodega se inundada. La alfombra era un estropajo espantoso de maicillo, aserrín y barro. Muchas expositoras nos habían dejado sus productos en los stands, corrimos a salvarlos. Como guinda de la torta, el colector de agua cercano a la puerta de emergencia -por donde saldrían las autoridades- estaba tapado y era el lugar CON MÁS AGUA EN TODO EL PARQUE. Oficialmente, estábamos presenciando un nuevo diluvio universal. Grité que deberíamos construir un Arca con los mesones, me llegó un reto desde el otro lado de la inundación y la carpa. Teresita, querida madre, déjame decirte que nunca has tenido mucho sentido del humor con lo que a catástrofes e historias bíblicas (que son más o menos lo mismo) se refiere.

Utilizamos todo nuestro ingenio de productores y los recursos que teníamos disponibles, por lo que los mesones que nos sobraron se usaron como base, la alfombra que sobró se puso sobre eso y, en cuanto se abrió el comercio, partimos a comprar aserrín. Adrenalina pura… Ojalá mi mochila podría haber dicho lo mismo.

¿Recuerdan que hace unos tres párrafos abandoné mi mochila por el bien de la humanidad? Como sé que luego de las inauguraciones no hay mucho que hacer, llevé mi tablet para leer durante el día. Como el aburrimiento está a la orden del día, llevé el cargador portátil para no dejar el smartphone enchufado por ahí solo y, si ya moría todo, el cargador del smartphone también iba. Les juro que pude escuchar como el Pelado de Dos Perros Tontos me decía al oído “¡PERO ESTÁ MAL!”. Cuando las aguas se calmaron un poco (JA, que gran momento para una broma sobre agua), hice un recuento de daños:

  • Tablet: por suerte, siempre está en su funda. Gran marca de agua en la pantalla. No prender.
  • Cargador portátil: no intentar nada hasta que esté seco.
  • Cargador smartphone: ídem.
  • Croquera: fuiste una gran amiga. Te extrañaré.
  • Estuche: queridos tiralíneas, sabían de mi amor por los números primos. Buen viaje 2, 3, 5 y 7;  Tijeras, lo pasamos bien; Filo Olfa, nos conocimos tan poco pero hicimos cosas tan bellas.
  • Lentes: mucha agua. MUCHA AGUA.
  • Documentos / billetera: por suerte, todo es plástico. Bien ahí, gobierno.

Gran derrota. Esa noche llegamos a casa exhaustas, destrozadas, molidas luego del día del terror que sufrimos y que, a pesar de todo, ganamos. Pero que cansancio pelearle a la vida todo el día, todo el día. Los gadgets mojados se mantuvieron intactos y apagados hasta que pude hacer una evaluación de daños mayor el lunes siguiente y no pintaba para nada bien. Definitivamente, cargador portátil y cargador smartphone se perdieron. Una pena terrible, el enchufe del Moto X era excesivamente práctico al tener dos USB. Sólo queda verificar la Tablet, mi Nexus 7 2013, mi amada Mini Slave 1.

RIP u_u

Te extrañaré, pequeño </3

MiniSlave1

Mini Slave 1, Slave 1 y Mini Mobile Slave 1 ❤ Adivine cual es cual 😀

agua

MUERTE

PERO QUE ES ESTO, POR QUÉ. CÓMO. Muy terrible todo. Exploté. ¿Qué hago? Por suerte, funcionaba impecable. Todo perfecto menos esa espantosa mancha de agua en la pantalla. Corrí a Slave 1 -mi notebook- a buscar una respuesta, la internet y el clamor popular me dijeron lo mismo: déjala en arroz, eso absorberá la humedad (no sé por qué, no logré encontrar ni un estudio científico que avalara el asunto). Así, en el nombre de la ciencia y con Rubencito como pastor, procedí con toda la fe de la galaxia a dejar a Mini Slave 1 enterrada en un kilo de arroz unos 10 días. Pa’lante y con fe, nada más. Por que la ciencia es un acto de fe, no me vengan con cosas. La fe es creer, y que se la hayan adueñado uno que otro grupo con fines religiosos es otra cosa.

ciencia

Science, bitch(?)

Cuando pasó una semana, revisé el estado de mi experimento y todo fue mágico, increíble, surreal e inesperado. ¡Alabado sea el arroz! ¡Mi tablet prácticamente no presentaba marcas de agua! Volví a cerrar todo, le dí un par de días más y voilá. Mini Slave 1 está como recién salida de su caja. Ah, y también me compré un cargador portátil nuevo, esas cosas salvan la vida.

sorprendente

Casi, casi lista. GLORIA A DON ARROZ

cargadorblanco

Nuevo amor :3

Para honrar a don Arroz, amo, señor y gran salvador de tecnología, decidí transformarlo en arroz con leche. “Tomad y comed todos de Él” dice el rito, y es precisamente lo que haré. Celebraremos su gran sacrificio con la maravilla del postre.

Así que, a lo que vinimos: Receta de arroz con leche (para el normal o con android/iOS).

INGREDIENTES (alcanza para un montonazo de gente)

  • 2 tazas de arroz (normal o con android/iOS)
  • 2 litros de leche
  • 2/3 de taza de azúcar
  • Canela entera (unos 3 ó 4 palitos)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Cascaritas de limón (opcional)*

PREPARACIÓN

Lo más importante: ya sea arroz normal o con android/iOS, hay que lavarlo para sacarle el exceso de almidón y así no se pegue a la olla.Poner el arroz en un colador grande y lavar con agua corriendo hasta que esta salga clara, no blanca.

En una olla calentar la leche, azúcar, esencia de vainilla, canela y cascaritas de limón* hasta que hierva. Una vez hervida, bajar el fuego y/o cambiar de quemador a uno más pequeño y agregar el arroz. Revolver constantemente hasta que esté listo, enfriar y servir. Decorar con un poco de canela en polvo.

IMG_20140922_202127

Mmmmm ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s