Papau

Hay quien tiene a su padre toda la vida. Bueno, este no es el caso. Mi padre original, biólogico, decidió (nunca supimos por que, y ya no me importa) que con Camilo no importábamos mas y paf, desapareció. Al menos hasta hace unos años, pero esa es otra y sórdida historia.

En ese intertanto de abandono y soledad paterna, apareció el Chez. Director de foto bonachón que nos cayó bien de entrada por que, pucha, su nombre era graciosísimo. Es que nadie se puede llamar Chester en este hemisferio, y menos en la época en que los Fonzis fueron renombrados a Chester y aparecía Chester Cheetos en escena, además del león de Cachureos que, digámoslo, es IGUAL A TI. Hilarante para dos cabros chicos de 5 y 7 años. Lo fuimos viendo cada vez mas, a veces se quedaba en la casa, salíamos a pasear por la ciudad y buscábamos el mejor mote con huesillo de Santiago hasta que se fue a vivir definitivamente con nosotros. A todos esos rituales, agregamos algunos nuevos como los huevos a la ostra con marraqueta de los domingos, el pan con cacs (que aun no sé que en rayos consistía pero era EL MEJOR DEL MUNDO) y algunos mas.

Felicidad

Algo así como un año mas tarde, llegó la Flo a revolucionar nuestras vidas. Literalmente. Nació en la casa y tu la recibiste según las instrucciones de la Tere. Que temple de acero de ustedes dos, ah. En ese remolino de llanto y mil emociones que fue la infancia de la negrita, una nomenclatura especial para papá y mamá se clavó a fuego en nuestras mentes: Mamau y Papau. Nunca supimos de donde salió o la lógica que utilizó para llegar a aquella denominación, pero fue la que adoptamos desde esa lejana época de pañales, los inicios del restorán y maratónicas jornadas de lágrimas, hace ya unos 20 años. Papau. Después apareció el Feli, mal ensamblado de fábrica con sus ojitos de amor y su no-riñón (pero eso es material para otra historia) para seguir llamándote por tu nuevo nombre: Papau. Y para siempre jamás nos referimos así para hablar de ti.

Fuiste el mejor papá que alguien podía pedir: desordenado, me mostraste el amor por Fito Páez y los Red Hot Chili Peppers, excesivamente volao, te encantaba desarmar cosas para amarlas y que, mágicamente, siguieran funcionando aunque sobraran piezas. Siempre me sorprendió esa habilidad tuya que, por suerte, heredó el Feli. Los dos heredaron lo mejor de ti: son excelentes personas. La Flo un poco enojona, el Feli un poco literal y falto de sentido del humor pero tan buenos de adentro como tu. Igual de desordenados. Igual de atrasados. ¡Gallardo, po! Ellos mismos lo dicen. Como que a veces viven en otro lado, igual que tu. Tienen grandes ideas, igual que tu. Son talentosos en sus áreas, igual tu. Dignos hijos tuyos.

Chez Rapa-Nui

Con el Cami tuvimos suerte, tuvimos un papá de reemplazo. Eso es algo que no todos pueden decir orgullosamente. Bueno, nosotros si. El Chez, nuestro Papau, nos quiso como a sus propios hijos, nos crió como tales. Fuimos sus hijos mayores sin siquiera serlo. Nos enseñó a soñar, a crear, a amar la comida, a flojear los domingos (con mucho éxito) y a amar el sur con pasión. Por que Quillaipe es una pasión, un sentimiento. Como tu.

Y ya pasaron cuatro años. Cuatro años desde ese puto día en que me desperté mas saltona de lo normal por que, ¿te acuerdas? el día anterior fue el terremoto casi mas grande de nuestra historia y dormíamos poco. Y mal. Y cada vez peor con la noticia que nos llegó a eso de 24 horas de ese movimiento telúrico que fracturó al país, provocando una herida que cicatriza pero no sana. No sana. Sigue doliendo. Ya no tanto, claro. Aprendes a vivir con el dolor, pero siempre hay un vacío. Y doble, mas encima. Por que perdí a mi papá y a mi Papau, que es el que mas siento. Por que mi Papau me quería. Me amaba como yo lo amaba a él.

Chez

Como estarías de contento con Ramirito. Ah, claro, no sabes quien es Ramiro. En estos años han cambiado hartas cosas. Me corté el pelo y me hice mas tatuajes. No creo que seas capaz de imaginarlo, pero lo hice y se siente muy bien. Me titulé de la U con 7.0, encontré pega en el Raíces, el Feli terminó conmigo (sé que lo querías mucho), pololeé con Juanjo (te habría caído bien, es un buen cabro dentro de todo), he hecho hartas cosas choras y voy por mas; la Florcita entró a canto, le va increíble, terminó con el Tommy y encontró pega como profe de canto en una academia; el Feli está enorme, precioso, alto y parecido a ti. Tiene un tremendo talento para el teatro, es impactante. Nunca me lo habría imaginado, te juro; el Cami encontró a la Isa y tienen un bello hijo llamado Ramiro, que es la adoración de la Tere y una casa acá cerquita con un huerto precioso; la Tere, llena de pega como siempre, pero bien. Ah, si hasta tenemos un gato ahora. ¡Imagínate! ¡La Tere con un gato! Y lo ama. Aunque diga que no. La de cosas que han pasado en esta casa. El Totón te habrá contado lo que alcanzo a ver antes de irse a jugar cacho contigo, sin duda. Sigan pasándolo bien. Sé que nos miran y se cagan de la risa. Total, ustedes siempre medio vivieron ahí y medio vivieron acá.

Te amo, Papau. Manda fruta. Nah, mejor manda cogollos.

Mira, te dejo el último clip que hiciste. Por lo buenos tiempos.

Anuncios

22 pensamientos en “Papau

  1. No lo puedo creer. Tanta palabra junta, tanta palabra precisa, tanta historia. Me duelen los huesos de tanto llorar y recordar.. siento un vació en el alma y un lleno en el corazón de puro amor por la hermosa familia que mi padre construyo y que mi hermoso hermano Ches me heredo. Los quiero tanto …. Gracias Feñita.

    Me gusta

    • No duelen los huesos Valita, duele el alma. Esa alma que a todos se nos fracturó y cicatrizó raro para recordarnos para siempre la herida eterna, el vacío que nos dejó la mejor persona del mundo.

      Me gusta

    • Hermoso,simplemente me he quedado sin palabras,por lo hermoso y sublime de lo escrito,que cada palabra,va acompañada,de una gratitud ,infinita,sin limites,seguro que Chez donde este se siente muy pleno,y orgulloso de las personas,que formo,y amo, donde dejo su semilla aqui en la tierra,que hacen el mundo bueno,y estos son ustedes,su familia,besos a todos y que la vida siempre los compense,de alguna u otra forma.,por la perdida fisica,pero no del alma.porque el esta en cada uno de ustedes.

      Me gusta

  2. Feñita. Sólo puedo dejarte un enorme nanai y confesar lo mucho que te quiero, amiga. Un beso y, aunque allá pasado tiempo de esta perdida, te ayudo a sentir. 🙂

    Me gusta

  3. Vale querida…..las palabras de tu sobrina…me emocionan con cada frase y palabra de amor hacia Chester…tal como lo recuerdo…un abrazo y como dicen (no sera si será tan cierto??), el tiempo el mejor amigo….bssssssss amiga!!!!!!

    Me gusta

  4. El mejor regalo que podría recibir un Padre, es el que Uds. le están dando.
    Chester Gallardo fue un gran hombre, gran amigo, gran artista. Le mostré al Flaco
    Spinetta en nuestra juventud y hoy día debe estar tarareando con él los grandes Hits jjj
    (Conocidos sólo por nosotros y unos pocos).
    Lo importante es que el Chez pudo trascender y fiel reflejo de eso son Uds.
    Su amigo de siempre, Yoyo.

    Me gusta

  5. La verdad es que tu relato me emociono mucho y nos da pie a la real dimensión del Chester el ser de la “Luz”, Spinettiano a muerte y seguidor de Charly, Fito, Metheny, etc, un gozador de la vida y un gran Papau como tu dices.
    Aun recuerdo cuando lo conocí en los pasillos de Iacc…, la verdad que Chester es y será por siempre un ser especial y único.
    Gracias Feña por este recuerdo,
    Mauricio Dominguez B.

    Me gusta

  6. Feña muy querida,
    qué emoción al leer tu hermoso regalo para el Chester y para todos los que estamos todavía por estos lados. Tus palabras y tu amor lo traen de nuevo entre nosotros… Tu papau ha sido y quedará para siempre en nuestro recuerdo como un hombre bueno (lo que es muy diferente de ser un “buen hombre”… Llegó como un regalo para ustedes y con mucho amor se dedicó a construir familia donde había escombros de un terremoto antiguo. Conquistó el afecto de todos sin proponérselo como una tarea. Tratando solo de ser simplennte ël mismo- Y puchas que lo logró…
    Un beso enorme a tu mamá mi Tere, y otros muchos a todos ustedes,uno por uno: a tí. al Cami, a la Isa, alRamiro, a la Flo, y al Feli. Están todos en nuestro pensamiento y en nuestro corazón. Que Dios los bendiga..
    Tata claudio y abuela Carmen..

    Me gusta

  7. Te pasaste Feña, que palabras tan hermosas y de amor hacia el Chester, donde este aún les irradia ese amor que les tenla a todos ustedes. Lindo homenaje a un gran artista y linda persona

    Me gusta

  8. Pocas veces se puede leer tan bellas palabras y tan certeras en homenaje muy merecido para alguien tan importante, que entrego amor y recibió amor de todos los que le conocieron, mucho nos impactó su partida, pero que gran semilla deja, ustedes son el regalo y legado de CHEZ. Gracias por compartir con todos nosotros tan hermoso escrito y tan bellos sentimientos, un abrazo eterno querida amiga, para ti y para todos ustedes con el cariño de siempre

    Me gusta

  9. Pingback: La historia del gato y la tortuga que le enseñó a maullar, parte 2 y final. | Berdea, una tortuga en la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s